CHAL BORDADO Y CON ENCAJE

Cuando el año pasado Eva, nuestra profesora de bolillos nos dijo a Mar y a mí que había que hacer un chal y vimos esa anchura y ¡en ruso!, casi nos caemos de espaldas, pero tocaba ponerse manos a la obra y empezar.

Pero, como a mi me gustan los retos, además, en diciembre, le puse fecha de finalización, tenía que estar listo el 30 de abril para asistir a una boda. Hay que decir que el chal lleva vainica, y que además, como mi madre borda, se me ocurrió que había que bordarlo para que ya fuese “EL CHAL”. Vamos, todo muy fácil para resolverlo a tiempo :-).

Desde entonces empezó una carrera contra el reloj que terminó esta Semana Santa. Tengo que decir que sin la ayuda de mi madre (y no solo con el bordado), hubiera sido imposible, pero, aquí está la presentación oficial, a ver si os gusta 😮

IMG_20170422_111048303IMG_20170422_111055597IMG_20170422_111207853IMG_20170422_111222801IMG_20170422_111244169IMG_20170422_111329430

TU GATITO AHORA ES UN MUÑECO

De repente te dice una amiga… “¿tú me podrías hacer mis gatos en muñequito?” Y contestas, que… “¡por supuesto!, mándame unas fotos”.

Y cuando recibes las fotos, te encuentras con que, son de varios colores:

Entonces empieza una búsqueda de modelo y esquema de realización. De todos los que hay, elegí varios para sugerir y eligieron el que a mí, me parecía más mono… Vamos, que quedaron así:

Y les gustaron tanto, que me pidieron ¡otros dos gatos diferentes!

“Pues, ¡venga!”, ahí que vamos y la familia creció:

No me digáis que no han quedado de lo más ideal… Y ¿qué me decís de cuando posan juntos???

IMG-20170406-WA0000